Último Momento: Se puso en duda la reunión del Consejo Nacional del PJ en Roca

Imprimir
Share

Acusan a Carlos Soria de “armar una operación” y reflotan su pasado. La disputa entre el Senador Miguel Pichetto y el intendente de Roca por la candidatura para gobernador de Río Negro en el 2011 se traslado a los portales vinculados con el oficialismo nacional kirchnerista, donde se desnudó nuevamente la interna existente entre los dos sectores. Mientras tanto hasta De Vido desmintió que Kirchner se haya decidido.

(ADN) Acusaron al dirigente roquense de “armar una operación” y,  a propósito de la muerte de Mariano Ferreyra,  recordaron la vinculación del titular del PJ con los crímenes de Kosteki y Santillán.

En un artículo escrito nada menos que por el periodista Pablo E. Chacón, director del portal  kirchnerista “Política y Medios”, se afirma que el ex diputado “cantó victoria acaso antes de tiempo” y se puso en duda la concreción de la reunión del Consejo partidario el 4 de noviembre  en Roca.

El artículo completo y textual es el siguiente:                                                       El peronismo de Río Negro, entre Pichetto y Soria
El senador nacional por el Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, y el intendente de General Roca, Carlos Soria, se juegan estos días la candidatura a la gobernación de la provincia.

Soria, que tuvo una reunión reservadísima con el ex presidente Néstor Kirchner, cantó victoria acaso antes de tiempo. Difícil olvidar su pasado como jefe de la SIDE duhaldista después del asesinato de Mariano Ferreyra en Buenos Aires.

Miguel Angel Pichetto nunca dijo nada, se dice, pero tampoco había abandonado la idea de representar, como gobernador, al peronismo de la provincia de Río Negro. El problema era Carlos Soria, actual intendente de General Roca, que mide mejor en las encuestas pero pocos recuerdan cuál era su puesto cuando la policía bonaerense asesinó, en Avellaneda, a los piqueteros Darío Kosteki y Máximo Santillán.

Soria era el jefe de la secretaría de inteligencia del estado cuando el ex senador Eduardo Duhalde ocupaba interinamente la presidencia de la Nación. Soria conocía lo que iba a pasar ese día en Avellaneda, como lo sabía el ministro de Seguridad, el ex agente de la SIDE, Juan José Alvarez. Ambos estaban comunicados. Ambos, ese día, desactivaron los bozales de la bonaerense.  

Estos datos no resultan ociosos cuando después de una reunión reservada que Néstor Kirchner tuvo con Soria (a instancias del senador José Pampuro, otro ex duhaldista), el rionegrino salió convencido que el ex presidente le había dado el visto bueno a su candidatura, en detrimento de la de Pichetto.   

Lo que nadie se esperaba es que en un episodio similar al de 2002, este miércoles pasado, en una emboscada armada por la patota del empresario José Pedraza y la policía, asesinaran a un militante del Partido Obrero (PO), Mariano Ferreyra, de 23 años.  

La visita que el presidente de la Unasur iba a hacer a General Roca, según informaron fuentes rionegrinas a “Política & Medios”, está en veremos. Y peor aún para Soria es que se recuerde su triste pasado y que la operación que armó sin estar autorizado más que por sí mismo y que incluía la reunión del consejo del partido justicialista en la ciudad que gobierna, termine de caerse, como auguran ciertos contertulios.

Pablo E. Chacón

Comentarios (0)
Escribir comentario
Your Contact Details:
Comentarios:
Security
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.