ARSAT NO ESTA EN PELIGRO: En el mes de julio de este año tomé conocimiento de esta carta del gerente de INVAP Otheguy. Creo que deja claro que el satélite ARSAT 3 no esta en peligro, decía: Respecto a las recientes versiones periodísticas sobre el satélite ARSAT-3 La empresa ARSAT SA viene realizando desde hace más de un año negociaciones con diversos operadores globales de la industria satelital a fin de implementar su plan de negocios en el área de las comunicaciones. Dentro del nuevo plan que ARSAT se encuentra desarrollando, se incluye el proyecto ARSAT-3 y por ende la reactivación del contrato que ARSAT ya tiene firmado con INVAP por la fabricación del mismo. Técnicos de ARSAT e INVAP trabajan desde hace unos meses para identificar los cambios de configuración e ingeniería que serán necesarios para adaptar la plataforma a los requerimientos funcionales que demandará la nueva carga útil. El satélite ARSAT-3 se diseñará para dar cobertura en el territorio argentino. El objetivo central es cubrir necesidades de conectividad con tecnología de punta que permite brindar servicios de banda ancha en áreas de difícil acceso con infraestructura terrestre. El interés de una empresa como HUGHES (una de las empresas más importantes en el mercado mundial de las comunicaciones) en invertir en un negocio basado en un satélite de producción nacional es una prueba más de la capacidad de la industria satelital desarrollada en la Argentina. El ARSAT-3 será diseñado, construido, ensayado y operado por mano de obra nacional, pero con aporte mayoritario de capital privado. De esta manera, el esfuerzo realizado por el Estado Nacional en el desarrollo de esta tecnología hoy tendrá continuidad a partir de un modelo de negocios que incluye la participación de inversores privados. Para la industria espacial nacional en general y para INVAP en particular esto representará también un paso más hacia el objetivo de comercializar nuestras capacidades en el mercado internacional. Héctor E. Otheguy - Gerente General y CEO INVAP SE. LUCIO S/ ARSAT EM PELIGRO