Una vez más, los afiliados nos encontramos en el medio de un conflicto entre la obra social y los prestadores médicos, del cual siempre terminamos siendo víctimas. ¿ Qué comprensión podemos tener cuando, desde el Sanatorio, se nos avisa EL FIN DE SEMANA y de manera telefónica, que el viernes pmo. pdo., a las 15, 00 hs. habían decidido cancelar TODAS LAS PRÁCTICAS PROGRAMADAS porque la o. social les debe dinero y se nos ofrece efectuarlas en forma particular PERO SIN DERECHO A SOLICITAR REINTEGRO? ¿Qué constancia tenemos los afiliados a la o. social de que lo que informan los Sanatorios es verdad? NO NOS CORRESPONDE, POR OTRA PARTE, INTERVENIR NI PADECER, PORQUE NOSOTROS TENEMOS NUESTROS APORTES AL DÍA. No es ninguna novedad que las o. sociales presentan atrasos en los pagos, pero tampoco es novedad que, ante estas situaciones, las instituciones médicas buscan lucrar con la salud, un DERECHO HUMANO CONSTITUCIONAL.Así, el derecho a la vida es un derecho premisa y el derecho a la salud, es un derecho derivado del derecho a la vida, el cual también es premisa con respecto al derecho a la dignidad. O sea: LA SALUD ES UN DERECHO, NO UN NEGOCIO. Si bien el HPR es privado, su función no deja de ser pública por tener como misión esencial la protección de la salud y NO EL COMERCIO. Faltan también el respeto los directivos de los Sanatorios cuando no informan fehacientemente a sus pacientes. Delegaron en el personal administrativo esa RESPONSABILIDAD, aun sabiendo los problemas existentes con las comunicaciones telefónicas desde hace más de una semana. Artículo Nº 42 de la Constitución Nacional: "Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno." Este Derecho a la Salud es recogido en varios Tratados Internacionales a los que nuestro país ha adherido y que contienen jerarquía o supremacía constitucional a través del Art. 75 inc. 22. de la C.N. que los menciona expresamente, y al Art. 31 del C.N. que establece que la Constitución Nacional, las leyes de la Nación y los tratados con potencias extranjeras son la ley suprema. Ello no solo significa que otras normas de inferior gradación jerárquica no podrán contradecirlas sino también que los actos de Estado y de los privados deberán amoldarse a ellas. No estoy pidiendo que los médicos trabajen ad honorem, pero sí que cumplan con un mínimo de ética, que incluye el RESPETO POR EN ENFERMO. La salud no se puede privatizar y un paciente NO ES UN CLIENTE. Es más que lamentable que Clínicas y Sanatorios se hayan transformado en Empresas cuya finalidad parece estar cada vez más alejada de la misión de satisfacer de manera eficaz y eficiente las necesidades de cuidado de salud de la comunidad. Nosotros aportamos a nuestras obras sociales. NO SOMOS LOS CULPABLES DE SUS PROBLEMAS ECONÓMICOS. TENGAN A BIEN OBRAR DE MANERA ÉTICA Y DE RESPETAR EL DERECHO A LA SALUD POR SOBRE LOS CONFLICTOS UTILITARIOS. ADRIANA S/ SANATORIOS CORTAN IPROSS