Absuelven a un hombre del delito de Amenazas en contexto de Violencia de Género

Correo electrónico Imprimir PDF
Share

El Juez Miguel Angel Gaimaro Pozzi absolvió hoy, luego de la realización del juicio oral y público por Amenazas, conducta prevista en el artículo 149 bis del Código Penal, a Luis Alberto Camba Delgado, argentino, mayor de edad, vecino de esta localidad.-

 

La sentencia fue emitida en forma inmediata posterior de la realización de la audiencia en la que se escucharon testimonios y los alegatos del Fiscal Martín Govetto y del Defensor Oficial Marcos Cicciarello. Oportunamente la conducta de Camba Delgado fue calificada como Amenazas en contexto de violencia de género por el Fiscal Martín Govetto.

Al momento de resolver el Magistrado recordó en primer término el hecho imputado por la Fiscalía, ocurrido el 15 de Junio de 2016 a las 14 hs, oportunidad en que la ex-esposa del hombre imputado fue al domicilio particular de éste a buscar a la hija que tienen en común.

Allí Camba Delgado, luego de una discusión, profirió amenazas a la mujer manifestándole que la colgaría con una soga y la tiraría al lago con una piedra.

En la fundamentación del fallo el Juez Gaimaro Pozzi recordó que el artículo 7 del nuevo Código Procesal Penal impone la celeridad, por ello procedió a dictar sentencia de inmediato. Afirmó que en este juicio se han planteado diversas situaciones muy interesantes para resolver. La sentencia dará respuesta a cada uno de los tópicos que han traído las partes y los testigos, destacó.

En este sentido consignó, en primer término, que un solo imputado no puede responder por todas las víctimas de violencia de género. Un imputado, señaló, debe responder por un hecho concreto y una víctima concreta. Se ha generalizado en el término "Violencia de Género" que una persona debería responder genericamente por la situación que le ocurre a un numero indeterminado de personas.

El fallo señala que una persona debe ser acusada por un hecho concreto, con las circunstancias de tiempo, modo y lugar, y ese hecho debe encuadrar en un figura penal determinada. No debe encuadrarse en la voz genérica "Violencia de Género"

En segundo término destacó la contención que tuvo la víctima, incluso antes de la denuncia. Tal como lo afirmara una testigo, antes de formular la denuncia. Entiendo, dijo Gaimaro Pozzi, que el Estado ha dado adecuada respuesta. La asistieron, la contuvieron, generó que la mujer hiciera la denuncia.

Se llega a esta instancia a través de la asistencia de los organismos del Estado que están para ello. Hay que separar dos etapas, señaló, " yo también concuerdo que la retractación de la víctima es motivada por el boomerang de la propia violencia. No es este el caso. No ha habido retractación.

Una cosa es cuando la víctima convive con ese estado de violencia, y por el temor que le genera la violencia la lleva a la retractación en la sede judicial. No es este caso...." En este marco recordó que la mujer denunciante manifestó atravesar un momento de armonía con su ex pareja, no se está retractando, ella dice que el hecho ocurrió.

En este sentido señaló que "debemos ser cuidadosos con las palabras que utilizamos sobre todos quienes tenemos la obligación de tener un discurso jurídico". Lo que dijo la mujer denunciante es que hace 8 meses que se llevan bien. Señaló claramente que el hombre tenía un "modismo". "Estoy segura que no lo haría".

Que hizo la denuncia por hartazgo, figura que no existe en el Código Penal. Si están contenidas las amenazas, cuando una persona se expresa a otra y provoca temor, amedrentamiento. "..Estamos ante un problema de índole conyugal, que en su momento habrá tenido situaciones de hostigamiento y violencia psicológica. No existe ahora.

La mujer denunciante dice ahora en su declaración, no quiero castigo, no quiero plata, no quiero que vaya preso. Estas declaraciones demuestran que para ella tiene valor lo vivido en los últimos 8 meses. Hay que ver toda la situación...." afirma el fallo. Desde el punto de visto jurídico el Magistrado señaló que no se han dado los extremos previstos del articulo del 149 bis, hay falta de tipo de ese artículo, no hubo retractación, dijo no haber tenido miedo, no ha sido amedrentada, si hubo hartazgo.

Finalmente la sentencia destaca que todas las partes han trabajado bien y las pruebas han estado a la vista a lo largo de toda la audiencia de juicio. Cabe señalar que el Fiscal Govetto había requerido 8 meses de prisión y el Defensor Cicciarello la absolución.

Elena Ruiz - Delegada de Prensa

Comentarios (0)
Escribir comentario
Your Contact Details:
Comentarios:
Security
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

Información Útil

Quíenes somos?

Gracias a los televidentes de El Catalejo Te Ve que nos insistieron en intentarlo, a la previsión de haber adquirido la dirección web en 2002 y a mantenerla desde entonces, iniciamos un 9 de Abril de 2010 un nuevo emprendimiento periodístico, festejando los CINCO años de vida de EL CATALEJO TE VE, un programa que Bariloche necesitaba porque lo que hubo en los últimos años no satisfizo. Depositamos en este digital un sinnúmero de esperanzas y aspiraciones, siempre con la idea de contribuir a brindar más Libertad de Expresión, más Democracia, más Valores y también una Férrea defensa del Sistema Democrático. Podrán participar todos quienes se manejen con el debito respeto, lenguaje y consideración y honestamente, intentaremos ser lo más objetivos dentro de nuestra obvia subjetividad. Permitimos reproducir la información citándo la fuente.

Roberto Sosa Lukman, Periodista, Martillero Público Nacional, Profesor de Cs Sociales, Editor de www.barilochedigital.com y Conductor y Productor de EL CATALEJO Te Ve, Programa de Periodismo Político que se difunde simultáneamente en ambos Video-cables de San Carlos de Bariloche desde el primer jueves de Febrero de 2006. Bartolome Mitre 125 - Of. 122 / sosalukman@gmail.com - San Carlos de Bariloche, Provincia de Rio Negro, República Argentina.-

Bariloche Digital Más noticias Absuelven a un hombre del delito de Amenazas en contexto de Violencia de Género