Las autoridades son cómplices de estos suicidios colectivos en las calles

Correo electrónico Imprimir PDF
Share

Nota de opinión de Ricardo Bustos (*): Una vez más y como hace 7 años, vuelvo a insistir con un tema que lamentablemente, se hizo costumbre como noticia en la tapa de los diarios de cualquier lugar del país.


En Resistencia, Capital de la Provincia, el  "Diario Chaco", nos trae nuevamente una noticia que duele hasta los huesos por tratarse de un bebe. Según se informa "Cerca de las 18 de ayer, un nuevo siniestro vial provocó la muerte de un bebé de dos años. Sucedió en la intercesión de la avenida Alvear y la calle Santa María de Oro.

 

Los protagonistas del trágico hecho fueron una motocicleta y un automóvil de Radio Taxi. En la motocicleta, marca Suzuki AX-100 viajaba el grupo familiar, compuesto por padre, madre y dos hijos menores; Por su parte, en el radio Taxi solo viajaba su conductor, un hombre de 58 años.

Dos ambulancias llegaron al lugar y procedieron al traslado de los lesionados, informando que el bebé había fallecido en el acto y  la madre de 21 años, se le diagnosticó “fractura de pierna izquierda y traumatismo facial”.
Hasta aquí el relato de rigor del periodismo responsable.

Hace siete años y viendo como cada día se nos iban muchas vidas jóvenes en accidentes de tránsito protagonizados por motociclistas, reflexionaba sobre los que consideraba motivos suficientes para adoptar medidas que conduzcan a evitar tanta pérdidas humanas, pero la realidad nos demuestra que nada ha cambiado.

La sociedad en su conjunto y los comportamientos exhibidos por el ser humano, toda vez que se hace dueño de una calle con sus vehículos, influenciado por la cultura, actitudes, emociones o el exceso de confianza en sí mismo y en muchos casos el consumo de alcohol y drogas, denota una falta de apego a la vida que asombra. Hoy se viaja a mucha velocidad con o sin lluvia de día o de noche, con chicas embarazadas o bebes en las motos, sabiendo del peligro que representa ante cualquier accidente por mínimas que sean las consecuencias de una caída.

Los datos han dejado de ser crueles impactos, para convertirse en cifras de hechos cotidianos que, lamentablemente no cambian mucho en el accionar de los responsables de esos vehículos a los que convierten en armas mortales.

Un accidente con una moto, no es uno mas en el tránsito diario porque generalmente deja secuelas muy graves en el cuerpo, muchas veces para toda la vida.

Esta reflexión la podemos trasladar a cualquier parte del país, sin temor a equivocarnos, y agregando como sustento a la información un cúmulo de faltas graves que cometen los ciudadanos que se conducen en motocicletas, rodado que, de fábrica viene sólo para dos personas aunque para muchos se convierte en un ómnibus de larga distancia que además de trasladar a papá, mamá, dos o tres niños, las bolsas del supermercado y algún elemento más, ya que queda de paso para ir a casa, muchas veces transitan por rutas peligrosas provinciales o nacionales.

Eso demuestra el desinterés de los protagonistas por cuidarse y cuidar lo más preciado, que es su familia. He llegado a ver a madres amamantando a sus bebes mientras circulaban en moto y ni hablar de enviar mensajes por celular. La realidad nos muestra que primero llegamos a la motocicleta por economía y rapidez, creyendo que ir a un sitio en menos tiempo significa ir más ligero, y la verdad es que si se cumplen las normas de tránsito ello no es posible, porque todos debemos ir a la misma velocidad y por las mismas manos de circulación.

Quizá la inmadurez, cualquiera sea la edad del protagonista, hace que quien se conduce en esos vehículos sienta en su sangre la eterna juventud y por ello propietario de la vida eterna, sin darse cuenta de que la realidad es muy diferente y hay vidas en juego.

(*) Ricardo Bustos - locutor Nacional - Comunicador / Capioví - Misiones

Comentarios (0)
Escribir comentario
Your Contact Details:
Comentarios:
Security
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

Información Útil

Quíenes somos?

Gracias a los televidentes de El Catalejo Te Ve que nos insistieron en intentarlo, a la previsión de haber adquirido la dirección web en 2002 y a mantenerla desde entonces, iniciamos un 9 de Abril de 2010 un nuevo emprendimiento periodístico, festejando los CINCO años de vida de EL CATALEJO TE VE, un programa que Bariloche necesitaba porque lo que hubo en los últimos años no satisfizo. Depositamos en este digital un sinnúmero de esperanzas y aspiraciones, siempre con la idea de contribuir a brindar más Libertad de Expresión, más Democracia, más Valores y también una Férrea defensa del Sistema Democrático. Podrán participar todos quienes se manejen con el debito respeto, lenguaje y consideración y honestamente, intentaremos ser lo más objetivos dentro de nuestra obvia subjetividad. Permitimos reproducir la información citándo la fuente.

Roberto Sosa Lukman, Periodista, Martillero Público Nacional, Profesor de Cs Sociales, Editor de www.barilochedigital.com y Conductor y Productor de EL CATALEJO Te Ve, Programa de Periodismo Político que se difunde simultáneamente en ambos Video-cables de San Carlos de Bariloche desde el primer jueves de Febrero de 2006. Bartolome Mitre 125 - Of. 122 / sosalukman@gmail.com - San Carlos de Bariloche, Provincia de Rio Negro, República Argentina.-

Bariloche Digital Más noticias Las autoridades son cómplices de estos suicidios colectivos en las calles