¿De que educación hablan los políticos?

Imprimir
Share

Nota de opinión de Ricardo Bustos (*): Después de ver y escuchar ayer a un joven que cursa el tercer año del Bachillerato, he podido comprender que, lamentablemente nos llevará muchos años salir de este pozo al que nos han llevado con tanta desidia y complicidad los dirigentes políticos que supimos conseguir.


En la era de las comunicaciones, muchas empresas aún solicitan documentación enviada vía fax a quienes no tienen registrada por internet la firma que acredite la legitimidad del texto, por ello temprano fuí al comercio que siempre concurro para realizar dicha gestión y tuve que esperar un rato porque delante mio, un chico de unos 16 años estaba esperando unas fotocopias que, según comentó, eran para realizar una encuesta en la zona.

 

En la mayoría de los pueblos la palabra es un documento, pero ocurre que el dueño del negocio, a este joven no lo conocía y aunque todo transcurría con normalidad, al entregarle las copias a su circunstancial "cliente", recibe como respuesta un..."te lo puedo pagar a la tarde"...y allí me di cuenta  por el rostro del propietario que la sangre iba poniendo colorada toda su piel.

Hemos llegado a un punto en el que para muchos jóvenes, lo que no se debe hacer...está bien y en vez de consultar antes de realizar el trabajo si existe la posibilidad que el dueño confíe en ese cliente, otorgando el tiempo necesario para abonar, asume el adolescente que todo este acto es algo que todos toman por norma, es decir que todos tienen la obligación de satisfacer a los jóvenes porque así se lo han enseñado en la casa, la escuela y la calle o el boliche.

La historia no terminó aquí ya que cuando quedamos solos con el dueño del comercio y ante mi asombro por lo que había presenciado, me comentó que "hay cosas peores"...Por ejemplo a veces llegan chicos de 3º o 4º año a comprar mapas para las clases de geografía y no saben explicar cual necesitan, entonces le consultan al dueño "si sabe como era el que llevaron los demás compañeros de curso", llegando a dar como dato que se trata de "uno que tiene mucha agua por todos lados"...es decir el famoso y viejo conocido "planisferio".

La verdad es que altura de los acontecimientos, no pretendo que los chicos me expliquen algo sobre las eras mesozoica, paleozoica, primaria o cenozoica, pero si me deja muy claro que aquí lo que está fuera de control es el sistema educativo en su conjunto y el problema radica en que hace muchos años los Docentes que van surgiendo, nacen de grupos de chicos como el que nos ocupa en esta reflexión.

Aquello que no ha tenido una formación profesional, mucho menos puede verse reflejado en resultados positivos a la hora de incorporar conocimiento en los niños y jóvenes y si todo este conjunto de falencias culturales educativas lo extendemos hacia la dirigencia política, comprobaríamos que tenemos intendentes, concejales, diputados que no saben hacer la "o" con un vaso y toman decisiones importantes sobre nuestras vidas.

No nos asombremos cuando leemos en los diarios que un Intendente circulando con la camioneta oficial a toda velocidad y borracho, choca con otro vehículo y mata al conductor, pero al tiempo vuelve a su cargo y todo queda en la nada o un Diputado que recibe una multa de una inspectora de tránsito y llama por teléfono a un amigo "del poder" para que aplique un correctivo a la chica.

He visto por mi actividad profesional infinidad de casos en donde el poder "tapa" la ignorancia y logra causar miedo en la gente que vive de un sueldo estatal. El día que comencemos por pedir el analítico junto a un certificado de buena conducta a todos los candidatos que se presentan a una elección, quizá nos cueste trabajo encontrar personas capaces de gestionar y administrar un Estado municipal o provincial  junto a sus Legislaturas y no debemos dejar de lado a los que se postulan para cargos judiciales porque allí también la serpiente pone sus huevos.

Mientras tanto, los chicos van perdiendo tiempo imposible de recuperar y sus preocupaciones pasan por la tablet, el celular de última generación, la música todo el día en las orejas, la mirada perdida pero no por falta de posibilidades de futuro sino porque eso es lo que tienen frente a sus ojos y copian...copian mal todo el tiempo ya que desde el poder les "bajan" esas imágenes para poder someterlos mejor.

Los chicos no entienden de política porque no les interesa, porque en sus hogares muchos padres tampoco les explican sobre la importancia de participar activamente en los problemas de la comunidad porque serán ellos en un futuro quienes podrán ocupar lugares de responsabilidad ante sus vecinos toda vez que puedan ser elegidos.

Así está la situación, con casos de corrupción que se van destapando a cada instante porque nadie tuvo capacidad para denunciar en su momento todo lo que estaba observando y aquellos que cuando nos animamos fuimos amenazados o tratados de "gorilas y fachos" hoy vemos que la realidad era otra y una Argentina libre de delincuentes de guantes blancos era posible.

Quizá haya llegado el momento de ir eliminando Ministerios o entes gubernamentales que a nivel nacional no tienen razón de ser y sus estructuras se llevan millones de pesos al mes sin ninguna contraprestación y como muestra podemos decir que el ministerio de Salud de la Nación ya no tiene hospitales en el país porque todo el sistema está en manos de las provincias y lo propio ocurre con el Ministerio de Educación de la Nación porque las Escuelas son todas Provinciales o la Dirección Nacional de Vialidad que tiene todas sus obras con empresas privadas contratadas. (?)

En síntesis, todo tiene que ver con todo, pero la raíz de nuestros problemas está en la mala instrucción y educación porque del resultado obtenido en la Escuela, dependerá seguramente como serán los futuros dirigentes.

En febrero de 2015, Raquel San Martín escribía en La Nación que "La educación argentina, aquella en que los maestros se recibían con título secundario de 4 años, con sólo 7 materias pedagógicas y debutaban en la escuela a los 16 años de edad. Eran en su mayoría mujeres a quienes se les vedaba la universidad y trabajos que no fuesen con niños. Leían bastante, pero muy poca ciencia. Las investigaciones muestran que iban poco al cine, casi nada al teatro y sí consumían radioteatros y revistas femeninas, cuyas secciones «para maestras» actualizaban sus conocimientos."

Pues bien, hoy con mucho mas conocimiento al alcance de la mano, no vemos que haya progresado en absoluto la educación, es decir que algo no está bien y en gran parte ni se ha mantenido aquello que nuestras queridas y veteranas docentes sembraron en nuestras cabecitas cuando éramos niños.

¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser el fruto de la educación. Alejandro Dumas (novelista y dramaturgo francés)

(*) Ricardo Bustos   -   Locutor Nacional  Comunicador, Capioví  Misiones

Comentarios (0)
Escribir comentario
Your Contact Details:
Comentarios:
Security
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.