HOY es el Día del Maestro, Un fraternal abrazo a todos ellos

Viernes, 11 Septiembre 2020 09:00 Escrito por  Publicado en Actualidad

Se recuerda este día 11 de septiembre, en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento luego de su fallecimiento en 1888 en Asunción del Paraguay, tras haber viajado al país vecino por indicación médica. Controvertido en la actualidad por una visión moderna y actualizada de su vida, a valores de hoy y por ello nada objetiva, fue el más importante gestor de la educación pública nacional de la historia a valores objetivos.-

Su nacimiento ocurrió el 15 de febrero de 1811 en la ciudad de San Juan. Integrante de la enorme y brillante generación del 37 que diseñó el futuro país en sus diferentes personalidades que la compusieron, su persona ha sido considerada emblema de la educación, no solo en la República Argentina, sino en el resto de América.

Así lo dispuso la Primera Conferencia de Ministros y Directores de Educación de las Repúblicas Americanas celebrada en Panamá en el año 1943. Con el paso del tiempo, los países de la región fueron adoptando distintas fechas para el recordatorio, manteniéndose en la Nación Argentina la figura del prócer por su trayectoria de vida dedicada a la educación.

Sarmiento desempeñó además  diversos cargos públicos, desde donde desarrolló una inmensa tarea: 1855: Miembro consultivo de la provincia de Buenos Aires.
1856: Concejal Municipal por la ciudad de Buenos Aires. 1857 y 1860: Senador; Jefe del Departamento de Escuelas; Miembro de la Convención Constituyente y Ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires durante la gobernación de Bartolomé Mitre. 1862: Gobernador de San Juan. 1968: Presidente de la Nación Argentina.

Fue un hombre y pensador de su época, donde se lo debe circunscribir para ser objetivos y también escritor y entre otros ensayos escribió libros como: Facundo, Conflictos y armonías de las razas en América, Argirópolis, Viajes por Europa, África y América, Recuerdos de Provincia y El Carapachay.

Durante su desempeño como dirigente político impulsó la sanción de la Ley de Subvenciones, mediante la cual se asignó a la educación pública las herencias sin sucesión directa y un octavo de las ventas de tierras públicas. Con esta herramienta consiguió los fondos para la creación de escuelas, materiales y libros.

A fin de garantizar la educación primaria, trajo desde los Estados Unidos 61 maestras primarias;​ creó las primeras escuelas normales, tomando como ejemplo la Escuela Normal de Paraná, fundada en 1870.​ Subvencionó la primera escuela para sordomudos, que era privada.

La población escolar se elevó casi inmediatmente de 30.000 a 110.000 alumnos. Sarmiento creó las primeras escuelas normales y fundó los Colegios Nacionales de La Rioja, Santa Fe, San Luis, Jujuy, Santiago del Estero, Corrientes y Rosario. Puso en funcionamiento la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares y la Biblioteca Nacional de Maestros.

En la Universidad Nacional de Córdoba creó la Facultad de Ciencias Exactas, Física y Naturales. En San Juan, su ciudad natal, fundó la Escuela de Ingenieros como fruto de su tarea en la región para introducir los conocimientos de mineralogía. Fundó los Colegios Nacionales de La Rioja, Santa Fe, San Luis, Jujuy, Santiago del Estero, Corrientes y Rosario. Fundó escuelas de arboricultura y agronomía en San Juan, en Mendoza, y más tarde en San Miguel de Tucumán y Salta.

En ese mismo año propició la creación y el desarrollo de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), que hasta la actualidad fomenta el fortalecimiento de las bibliotecas populares en tanto organizaciones de la sociedad civil e impulsa su valoración pública como espacios físicos y sociales relevantes para el desarrollo comunitario y la construcción de ciudadanía.​ En la capital fundó la Biblioteca Nacional de Maestros.-

En cualquier caso, el impulso dado a la educación bajo el ministerio de Nicolás Avellaneda fue notable. Mediante la Ley de Subvenciones de 1871 —que asignaba a la educación pública las herencias sin sucesión directa y un octavo de las ventas de tierras públicas— garantizó los fondos para la creación de nuevas escuelas y la compra de materiales y libros. Durante su mandato, y con apoyo nacional, las provincias fundaron unas 800 escuelas de primeras letras, alcanzando a un total de 1816 escuelas, de las cuales el 27 % eran privadas;​ la población escolar se elevó de 30 000 a 110 000 alumnos.

Una de las primeras medidas de Domingo Faustino Sarmiento como presidente de Argentina fue organizar el primer censo nacional, que se realizó en el año 1869; el mismo arrojó el resultado de 1 836 490 habitantes para el país.n. El 8 % del total eran inmigrantes europeos, el 70 % era población rural, y el 71 % del total era analfabeta.​ Durante su mandato tuvo un aumento importante la inmigración, con la llegada de 280 000 inmigrantes, que se asentaron principalmente en la ciudad de Buenos Aires y —en menor medida— en colonias agrícolas en las provincias del Litoral.

Generalmente se acepta que Domingo Faustino Sarmiento centró la mayor parte de su esfuerzo gubernativo en la promoción de la educación, aunque algunos historiadores afirman que dio al menos igual importancia a la extensión de las comunicaciones en el país.

Durante su mandato se tendieron unos 5000 km de líneas telegráficas, impulsadas por el presidente y su ministro Dalmacio Vélez Sarsfield; en su mensaje al Congreso de 1873 pudo afirmar que «La línea de telégrafos ha sido completada y recorre toda la República». El 5 de agosto de 1874, en las postrimerías de su período presidencial, inauguraba la primera comunicación telegráfica con Europa. Decretó que el día de la inauguración del cable telegráfico, que en sus palabras convertía a todos los pueblos en «una familia sola y un barrio», fuese feriado nacional. La ceremonia contó con la presencia entre otros del ya exministro Vélez Sarfield, a quien Sarmiento atribuyó en el acto «el honor exclusivo de la atrevida idea y de la rápida ejecución de la red de telégrafos, que contribuye a dar paz a la República y bienestar a sus hijos».

En 1873 se creó el Banco Nacional, que prestó el dinero a bajo interés o a deudores insolventes. La deuda pública —impulsada por la generada a raíz de la Guerra del Paraguay— llegó a niveles insostenibles, aunque la crisis económica resultante estallaría durante la gestión de su sucesor

Como un reconocimiento más a su labor educativa existen tres museos que llevan su nombre: Su casa natal en la provincia de San Juan, utilizada como residencia de gobierno cuando gobernó la provincia. La Casa Museo Sarmiento que está ubicada en el sector isleño de Tigre. Funciona como museo y biblioteca. El Museo Histórico Sarmiento, ubicado en el barrio de Belgrano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. (ROSL con fuente en Wikipedia)





Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.