Cuidado de las mascotas en invierno: EL FRIO Y LA ARTROSIS EN PERROS Y GATOS

Sábado, 18 Septiembre 2021 15:00 Escrito por  Publicado en Cultura y Entretenimiento

Las bajas temperaturas y la humedad del invierno promueven mayor malestar en caninos y felinos afectados por esta enfermedad degenerativa de las articulaciones. Los especialistas de Puppis, la reconocida cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascotas, comparten una serie de recomendaciones para su tratamiento.

La humedad y las bajas temperaturas, características de nuestro invierno, no solo propician enfermedades como resfríos y gripes, sino que también generan molestias en los huesos y articulaciones. Los perros y gatos no se quedan afuera de estos síntomas sobre todo en lo referido a la artrosis, dado que el invierno promueve mayor malestar en los pacientes afectados.

“La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy frecuente en perros y en gatos”, explica Melina Wajner, Veterinaria (MN 9218) a cargo del equipo de salud de Puppis, la reconocida cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascotas y agrega que esta afección “provoca dolor, disminución del rango de movimiento e inflamación articular”.

La artrosis puede presentarse de dos maneras diferentes: primaria y secundaria. La primaria es de tipo degenerativo; puede afectar a más de una articulación y está vinculada a la edad y al desgaste de las articulaciones. “Rodilla, carpo, tarso, cadera y columna vertebral suelen ser las más afectadas”, describe la especialista de Puppis.

La secundaria suele ser efecto de una mala alineación articular que ha desgastado de forma prematura al cartílago. Éstas se dan después de una lesión (por ejemplo, una fractura), por una mala conformación (malos aplomos), o en el caso más habitual, secundaria a una displasia de cadera.

“Independientemente del origen de la enfermedad, estas son algunas de las recomendaciones para su tratamiento”, expresa Wajner y enumera:

- Mantener los ambientes cálidos y secos evitando la exposición al frío y a cambios bruscos de temperatura.
- Camas cómodas y acolchadas sobre el suelo evitando lugares de altura como sillones.
- Protectores articulares (condroprotectores).
- Medicación antiinflamatoria (indicada por un veterinario).
- Fisioterapia: Los pacientes que sufren esta patología, pierden masa muscular de manera progresiva debido al dolor y la falta de uso de la región afectada. Esta situación no puede evitarse, pero sí retrasar el proceso y mejorar la calidad de vida mediante la terapia física. Mientras más tempranamente sea detectada y tratada, más y mejores resultados serán obtenidos.

“Los fines de la rehabilitación y la fisioterapia son eliminar la causa de la alteración física, cuando sea posible, mejorar los síntomas clínicos para retornar a la función normal y aliviar el dolor”, expresa La Médica veterinaria y concluye: “También se apunta a reducir la inflamación, minimizar la atrofia muscular, incrementar la velocidad de recuperación y disminuir el uso de analgésicos y antiinflamatorios”.

Si notan algo extraño o ante cualquier duda, las familias pueden utilizar el servicio de asesoramiento veterinario previo que ofrece Puppis en todas sus clínicas. Para acceder a este servicio, se debe solicitar turno en el siguiente link >> https://www.puppis.com.ar/ y agendar una consulta presencial con el equipo veterinario de la marca. Las consultas se realizan de lunes a viernes de 10 a 18hs y los sábados de 10 a 16hs. Melina Stefanich (Decir comunicación)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.