Las escenas de caza de los velociraptores, ¿otro error de parque Jurásico?

Sábado, 28 Noviembre 2020 19:00 Escrito por  Publicado en Cultura y Entretenimiento

Los velociraptores (Deinonychus antirrhopus), unos dinosaurios de garras afiladas en forma de hoz, se hicieron famosos en la exitosa saga de «Parque Jurásico», donde aparecían retratados como depredadores altamente inteligentes que trabajaban en grupo para cazar grandes presas. Incluidos a los sacrificados protagonistas. Como en otras ocasiones, parece que los filmes no estuvieron muy acertados.

Un nuevo análisis de la Universidad de Wisconsin Oshkosh muestra que los velociraptores y sus parientes no cazaban en grupos coordinados como lo hacen los perros o los lobos. Su estilo, según explican los investigadores, se parece más al de los cocodrilos o dragones de Komodo: distintos individuos pueden atacar al mismo animal pero la cooperación es limitada.

Como apunta Joseph Frederickson, paleontólogo de vertebrados y director del Museo de Ciencias de la Tierra en UWO, no hay evidencias convincentes de que los velociraptores cazaran en manada, a pesar de que la hipótesis, propuesta por el famoso paleontólogo de la Universidad de Yale, John Ostrom, es ampliamente aceptada.

«El problema con esta idea es que los dinosaurios vivos (aves) y sus parientes (cocodrilos) no suelen cazar en grupo y rara vez capturan presas más grandes que ellos mismos», explica Frederickson. «Además, el comportamiento como la caza en manada no se fosiliza, por lo que no podemos probar directamente si los animales realmente trabajaron juntos», añade.

Por este motivo, los investigadores tuvieron que recurrir a un método indirecto para averiguarlo. Según Frederickson, existe «una correlación entre la caza en manada y la dieta de los animales a medida que crecen». Y esa es la pista que siguieron.

Crías que comen distinto
En los dragones de Komodo, las crías corren el riesgo de ser comidas por los adultos, por lo que se refugian en los árboles, donde encuentran una gran cantidad de alimentos que no están disponibles para sus padres más grandes que viven en el suelo. Los animales que cazan en grupo generalmente no muestran esta diversidad dietética.

De la misma manera, «si podemos ver la dieta de los velociraptores jóvenes frente a la de los velociraptores adultos, podemos llegar a una hipótesis sobre si cazaron en grupo», afirma el científico.

Para hacer esto, el equipo estudió la química de los dientes de Deinonychus, que vivió en América del Norte durante el período Cretácico hace de unos 115 a 108 millones de años. También estudiaron los de un cocodrilo y un dinosaurio herbívoro de la misma formación geológica.

Los científicos descubrieron que los cocodrilos cretáceos, como las especies modernas, muestran una diferencia en la dieta entre los dientes más pequeños y más grandes, lo que indica una transición en los alimentos a medida que crecían. Esto es lo que se espera de un animal donde los padres no proporcinana comida a sus crías.

«También vemos el mismo patrón en los velociraptores, donde los dientes más pequeños y los dientes grandes no tienen los mismos valores promedio de isótopos de carbono, lo que indica que estaban comiendo diferentes alimentos», señala Frederickson. «Esto significa que los adultos no estaban alimentando a los jóvenes, por lo que creemos que Parque Jurásico estaba equivocado sobre el comportamiento de los velociraptores», añade.

Frederickson cree que el método utilizado en este estudio para analizar el carbono en los dientes podría aplicarse para comprobar si otras criaturas extintas pueden haber cazado en manada. (ABC Ciencia)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.