EL TÚNEL SECRETO DE LOS TEMPLARIOS EN SAN JUAN DE ACRE

Sábado, 16 Enero 2021 19:03 Escrito por  Publicado en Cultura y Entretenimiento

Es hallado 700 años después por el taponamiento de una tubería. Tras la conquista de Jerusalén por Saladino en 1187, los Templarios establecieron su centro neurálgico en San Juan de Acre y comenzaron a construir su barrio en la sección suroeste de la ciudad. Allí se construyó el palacio principal de la orden que, en su mayor parte, colindaba con la línea del mar.

Sus restos no han llegado hasta nuestros días, pero un templario que vivió el asedio musulmán describía la fortaleza como la más fuerte de la ciudad y afirmaba que su entrada estaba protegida por dos torres con muros de 8.5 metros de espesor. A cada lado de estas torres había dos más pequeñas y cada torre estaba coronada por un león dorado

Con el fin de conectar el palacio con el puerto, en el este, los templarios construyeron bajo sus pies un pasadizo secreto y estratégico de 150 metros. El túnel fue talladoen piedra natural con un arco de medio cañón y su techo está sostenido por una capa de piedra labrada.

San Juan de Acre fue la última ciudad cristiana de envergadura en caer en Tierra Santa. El 5 de abril de 1291 los «Pobres caballeros de Cristo» se vieron obligados a defender esta región ubicada en la actual Israel de un gigantesco ejército musulmán. El día 7 comenzó el asedio y semanas después perdieron la urbe, la batalla y la guerra.

La entrada de los musulmanes estuvo marcada por el saqueo y las violaciones. El historiador Roger Crowley en obra: «La torre maldita. La última batalla de los cruzados por Tierra Santa» sentencia que mujeres y niños fueron trofeos y que la barbarie fue «febril y espectacular».

A pesar de que los nobles cristianos habían hecho todo lo posible por llevarse las riquezas, tesoros fueron sustraídos a sus dueños. Algo similar sucedió con otras tantas obras de arte, aquellas, eso sí, que no fueron destruidas a golpe de fuego o espadazos.

Después, el sultán Al-Ashraf Jalil, ordenó que las murallas, las fortalezas y otros edificios de la ciudad fueran demolidos, para que los cristianos nunca más pudieran volver a utilizarla. El propio sultán se lo escribía así en una carta dirigida a Haitón, rey de Cilicia que recogía el citado libro: «arrasamos sus iglesias hasta los cimientos, los masacramos en sus altares y el propio patriarca fue entregado a la tribulación». Además, insistió en la ingente cantidad de tesoro que habían robado.

Pasadizos del tesoro

Entre las ruinas del palacio, el túnel se sumió en el olvido durante setecientos años. Hasta 1994, cuando una mujer que vivía en un edificio de Acre le pidió a un fontanero que la ayudara a averiguar por qué sus desagües se obstruían tanto.

La razón era precisamente que su casa estaba construida sobre el pasadizo secreto. A partir de ahí, comenzó la labor de recuperación del túnel que en 1999 abrió al público y se convirtió en uno de los atractivos turísticos de la ciudad.

Sin embargo, los secretos de sus conexiones se siguen descubriendo, incluso hoy en día. El pasado año, se anunciaba el hallazgo de una red de pasadizos ocultos en Acre ligados a otra de las leyendas que rodean a los Templarios: sus tesoros.

El equipo utilizó la tecnología LiDAR para explorar el puerto de Acre y acaban construyendo un modelo 3D que revelaba las estructuras, junto a una caseta de vigilancia, también subterránea. La teoría que manejan los investigadores es que los Templarios pudieron haber trasladado sus más preciadas posesiones desde el puerto a su torre del tesoro. (ABC.es)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.