LA VIRGEN DIO LA OPORTUNIDAD Y AMBOS PRESIDENTES UNA IMAGEN DE RUPTURA DE LA GRIETA

Domingo, 08 Diciembre 2019 21:01 Escrito por  Publicado en De Argentina

La Iglesia pidió frente a Macri y Alberto Fernandez "devolver derechos Y OPORTUNIDADES a los pobres". Apenas tres días después de que el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA informara que la pobreza en la Argentina trepó al 40,8%, el nivel más alto en los últimos 10 años, la Iglesia reclamó la restitución de "derechos y oportunidades" para quienes no llegan a cubrir sus necesidades más básicas.-

El arzobispo de Luján, Jorge Eduardo Schening, formuló este pedido frente al presidente saliente, Mauricio Macri y el presidente electo, Alberto Fernández, en el marco de la "Misa por la unidad y la paz" en el Día de la Virgen.

En su homilía Schening retomó la propuesta lanzada por quien asumirá la presidencia de la Nación el próximo martes y llamó "a lograr entre todos juntos un pacto social". En ese sentido recordó que los pobre perdieron "derechos y oportunidades" en los últimos años y pidió que trabajar juntos para que les sean restituidos.

"Es muy natural que una mamá o un papá se vuelquen al hijo más frágil de la familia, estamos llamados a cuidar de los pobres y eso significa acompañarlos en su vida cotidiana. Servir a los pobres es servir a Jesús y no podríamos no estar al lado de ellos" siguió el arzobispo frente al presidente saliente a quien se lo acusa de haber gobernado durante cuatro años para los ricos.

en su homilía dirigida casi en forma excluyente a Macri y Fernández que “la unión del pueblo es una tarea, una lucha que comienza en el corazón de cada uno y allí debemos ser capaces de vencer egoísmos profundos, vanidades, narcisismos, maldades y hasta la propia mentira que nos fabricamos para vender una imagen que no soy yo”. Este y otros pasajes fuertes del mensaje del prelado arrancaron aplausos de la gente que escuchó la misa bajo un sol abrazador.

"Estamos en un momento delicado del mundo, de América latina y de nuestra Nación" advirtió y pidió rezar por "nuestra patria y nuestra América latina, tan diversa y al mismo tiempo tan sufrida, debilitada, enemistada y tan necesitada".

"Todos somos conscientes de que lo que viene no es fácil y para seguir construyendo esta Nación bendita necesitamos de todos, nadie sobra en esta construcción" advirtió y señaló: "Estamos agotados de desencuentros y peleas".

El abrazo entre Mauricio Macri y Alberto Fernández, fue un gesto político de unidad.

Los funcionarios y dirigentes que escuchaban la misa no intercambiaron más que saludos formales hasta que llegó el momento en que el arzobispo de Luján Jorge Scheining invocó por el abrazo de la paz. Ese fue el momento culmine de la misa histórica de hoy: Fernandez y Macri se fundieron en un abrazo largo y después cada uno de ellos saludó a los ministros y secretarios de cada sector oponente.

También los ministros se cruzaron allí en abrazos y deseos de paz. Se los pudo ver juntos al futuro jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro del Interior Rogelio Frigerio, a Peña con Gabriel Katopodis o a Gabriela Michetti con Gustavo Béliz.
Una imagen de cercanía personal pocas veces vista entre Alberto Fernández y Mauricio Macri.

El pedido de unidad de la Iglesia en la basílica de Luján obligó hoy a los presidentes entrante y al saliente a mostrase en abierta sintonía, algo que reclama la mayoría del país salvo los fundamentalistas del anti de los dos sectores.-

Se lamentaron tres ausencias notables: la de la vicepresidenta electa Cristina Kirchner, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. (TV, medios varios y propia)

Modificado por última vez en Lunes, 09 Diciembre 2019 22:52

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.