Ultimas noticias

Hace unos dos millones de años, el noroeste de la actual Johannesburgo, dentro del área conocida como la Cuna de la humanidad por su riqueza fósil, estaba ocupado por un ancestro humano llamado Paranthropus robustus. Estos antiguos parientes de pequeño cerebro aún no utilizaban herramientas y destacaban por emplear sus grandes dientes para alimentarse de raíces, frutos secos y tubérculos.