Una multitud peregrinó a Luján para pedir la unidad y terminar con las grietas de los argentinos

Lunes, 07 Octubre 2019 15:03 Escrito por  Publicado en De Argentina

Una multitud, en su mayoría jóvenes, participó este fin de semana de la 45ª peregrinación a pie a Luján, donde el obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, pidió a la Virgen por la unidad del pueblo argentino.

Cientos de miles de personas, en su mayoría jóvenes, caminaron este sábado a la basílica de Nuestra Señora de Luján, distante a 60 kilómetros de la Capital Federal, en el marco de la 45ª Peregrinación Juvenil, con un ruego a la Virgen: "Madre, ayúdanos a unirnos como pueblo". Los peregrinos llevaron la "Imagen cabecera" de la Virgen y salieron al mediodía del santuario San Cayetano del barrio porteño de Liniers, con una triple consigna: llegar, pedir, agradecer.-

“Hice una promesa y hay que cumplir. Vengo a agradecer”, dijo una mujer de Juan Bautista Alberdi a punto de salir hacia Luján y tras contar a la televisión que era el sexto año consecutivo que participa de la peregrinación.-

Oración, velas, bautismos y huellas.-

La Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, a cargo de la organización, propuso a los caminantes rezar una avemaría a cada hora, para pedir “por nuestros hermanos” y también llevar una vela para encenderla a la hora cero del domingo para "iluminar el camino" hacia la Virgen.

Los peregrinos contaron con 57 puestos de asistencia sanitaria y otros 16 de apoyo a lo largo del camino, que fueron asistidos por más de 6.500 voluntarios y a los que los jóvenes pudieron acceder en forma gratuita. La empresa AySA informó, por su parte, que dispuso un operativo especial de asistencia, con camiones cisterna, puestos de hidratación y entrega de sachets de agua.

Como todos los años, además, colaboran organismos del gobierno nacional, bonaerense y de los ocho municipios por los que pasa la peregrinación, además de empresas, obras sociales y profesionales de la salud, efectivos policiales y miembros de Defensa Civil.

El purpurado presidió la misa concelebrada desde el altar levantado en la Plaza Belgrano, frente a la basílica en honor de la patrona nacional, donde los caminantes permanecieron pese al cansancio de andar 60 kilómetros.

“María quiso quedarse aquí junto al río Luján para cuidarnos y protegernos; para animarnos y acompañarnos en nuestro caminar como pueblo. Un pueblo sediento de paz y hambriento de justicia, un pueblo que no quiere ningún tipo de grieta y enfrentamiento estéril, un pueblo cansado de divisiones”, sostuvo.

“Este pueblo viene a Luján a renovar la fe, que es parte de su identidad, a encender la esperanza y a comprometerse en el amor para construir juntos una Patria de hermanos”, destacó y afirmó que esta manifestación es un aprendizaje a “caminar juntos”, con todo lo que ello implica: “El esfuerzo por dejar de lado las actitudes individualistas y abrirnos al compartir y a valorar la riqueza que los otros nos aportan”.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.