EL MAPA DEL CORONAVIRUS EN UN MUNDO QUE ANALIZA VOLVER A RESTRINGIR

Sábado, 31 Julio 2021 15:03 Escrito por  Publicado en Del Mundo

En casi todos los países del mundo, la mayoría de gobiernos ha impuesto restricciones que han reducido la actividad para intentar contener el virus. Desde medidas parciales a medidas extremas como Australia o Nueva Zelanda que han cerrado directamente el ingreso de personas al país a raiz de la variante Delta y a pesar de las manifestaciónes contrarias como en Francia, motorizadas sobre todo por antivacunas o pagos por empresas que necesitan retornar a una actividad plena.-

Para seguir la evolución de la pandemia el artículo de El País analiza tres variables: la movilidad, el ritmo del crecimiento del virus (R), su incidencia –casos notificados en 14 días y por 100.000 habitantes– y el nivel de riesgo.

En 24 países desde junio, cuando los contagios empezaron a medirse mejor se comprobó que la segunda ola ha engrosado el registro de fallecidos a un ritmo aun peor que el de la primavera. A mediados de septiembre se superó el primer millón de muertes oficiales. Desde agosto se han producido en todos los continentes más muertes por coronavirus que en los meses anteriores.

Las autoridades sanitarias de EE UU advierten que la variante delta es tan contagiosa como la varicela

La agencia estadounidense para la vigilancia de epidemias señala que, mientras la cepa original podía contagiar a dos o tres personas, la originada en la India puede alcanzar hasta a nueve individuos. Un nuevo documento de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (la agencia estadounidense para la vigilancia de epidemias, CDC por sus siglas en inglés) afirma que la variante delta es mucho más contagiosa que otras versiones de la covid-19.

El informe, una comunicación interna del CDC que ha adelantado el diario The Washington Post, señala que el virus original podía contagiar a dos o tres personas por cada infectado, mientras que la delta, que apareció primero en la India, puede alcanzar hasta a nueve individuos, lo que convierte a este patógeno en más contagioso que los virus causantes del ébola.

La delta se expande, señala el escrito, de forma tan fácil como lo hace la varicela, por lo que el siguiente paso para las autoridades sanitarias en la lucha contra el coronavirus es reconocer que “la guerra ha cambiado”. La información revelada por el diario de Washington arroja una visión de la variante más desalentadora que la conocida hasta ahora.

Una de las partes que más subraya el CDC son los “desafíos” que presenta la comunicación de esta situación, una abrumadora tarea que debe de mantener el equilibrio entre la información sobre la eficacia de las vacunas para evitar enfermedades graves y reconocer al mismo tiempo que las personas inmunizadas están transmitiendo el virus. “Aunque es raro, creemos que las personas vacunadas pueden estar expandiendo el virus”, aseguró al Post una fuente que mantuvo el anonimato.

Por ello, el pasado martes, y tras el aumento de contagios en el país, el CDC emitió nuevas directrices que aconsejan a las personas vacunadas el uso de mascarillas en lugares cerrados para resguardarse de la nueva variante del virus y proteger también a los demás. Antes de que comenzara el verano, cuando la variante delta no tenía casi presencia en EE UU, el ritmo que tomaba la vacunación de la población permitió a los CDC relajar las normas. Ese organismo anunció entonces que quienes estuvieran vacunados con pauta completa podían dejar de cubrirse la nariz y la boca.

La presentación obtenida por The Washington Post se producía dos días después de que Rochelle Walensky, directora de los CDC, declarara que “los nuevos estudios científicos dejan claro que la variante delta es mucho más infecciosa”. “¿No está usted vacunado?”, preguntaba Walensky, “vacúnese de inmediato”. “En las áreas de alto riesgo de transmisión, incluso la gente con la pauta completa de vacunación debe llevar mascarilla en zonas interiores para prevenir la difusión y proteger a los demás”, insistió.

Hasta el pasado jueves, en Estados Unidos hubo una media de 71.000 nuevos casos por día, lo que hace creer a las autoridades sanitarias que los vacunados están pasando el virus y contribuyendo a la existencia de esas altas cifras, aunque también apuntan que su capacidad de transmisión es menor que la de quienes han optado por no inmunizarse.

Las nuevas revelaciones dejan corta la recomendación del martes pasado y, según el documento interno, “dada la alta transmisibilidad y la cobertura actual de la vacuna, se hace esencial que las mascarillas se impongan de manera universal”. La cantidad de virus en una persona infectada con delta es mil veces más de la que se observa en personas contagiadas con la versión original del virus, según un estudio reciente. Las enfermedades derivadas de su contagio son también mucho más graves.

Pese a ello, según Walensky, más del 97% de los hospitalizados por covid-19 no están vacunados. Además, el 99,5% de las muertes se produjeron entre personas que no habían sido inmunizadas, indicó Vivek Murthy, la más alta autoridad médica del Gobierno estadounidense.

La variante delta se está propagando aproximadamente un 55% más rápido que la cepa alfa, que se identificó por primera vez en el Reino Unido a finales del año pasado, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Deberíamos pensar en la variante delta como la versión covid-19 de 2020, pero con esteroides”, declaró a la CNN Andy Slavitt, exasesor del equipo de respuesta frente a la covid del presidente Joe Biden. (El Pais y propia)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.