Mensaje del Papa Francisco

Jueves, 03 Diciembre 2020 15:00 Escrito por  Publicado en Del Mundo

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, celebrado hoy, martes 3 de diciembre, el Papa Francisco ha enviado un mensaje. Con respecto al tema de este año “Reconstruir mejor: hacia un mundo post COVID-19 que incluya la discapacidad, accesible y sostenible”, el Santo Padre comenta: “Me llama la atención la expresión ‘reconstruir mejor’; evoca la parábola evangélica de la casa construida sobre roca o sobre arena”.

La cultura del descarte

Por ello, realiza su reflexión siguiendo esa parábola, a través de tres 3 puntos. El primero de ellos es “La amenaza de la cultura del descarte”, representados por la “lluvia”, los “ríos” y los “vientos” del pasaje evangélico.

Francisco resalta que para dicha cultura “difundida en nuestro tiempo”: “partes de la humanidad parecen sacrificables en beneficio de una selección que favorece a un sector humano digno de vivir sin límites. En el fondo no se considera ya a las personas como un valor primario que hay que respetar y amparar, especialmente si son pobres o discapacitadas”

Y esta afecta especialmente a los sectores más frágiles, entre los que se encuentran las personas con discapacidad. Aunque la conciencia de la dignidad de la persona ha aumentado, todavía subsisten “expresiones que contradicen de hecho este enfoque. Debido también a una mentalidad narcisista y utilitarista, se constatan actitudes de rechazo que conducen a la marginación, sin considerar que, inevitablemente, la fragilidad pertenece a todos”.

Por lo tanto, es importante, “especialmente en este Día, promover unacultura de la vida, que afirme continuamente la dignidad de cada persona, en particular en defensa de los hombres y mujeres con discapacidad, de cualquier edad y condición social”.

La “roca” de la inclusión

En segundo lugar, para el Papa, “una primera ‘roca’ sobre la que se deba edificar nuestra casa es la inclusión”. Esta “debería ser la ‘roca’ sobre la que las instituciones civiles construyan programas e iniciativas, para que nadie quede excluido, especialmente quienes se encuentran en mayor dificultad”, pues “la fuerza de una cadena depende del cuidado que se dé a los eslabones más débiles”.

Respecto a las instituciones eclesiales, el Pontífice reitera “la exigencia de disponer de instrumentos adecuados y accesibles para la transmisión de la fe” y desea “que se pongan a disposición de quienes los necesitan, en cuanto sea posible gratuitamente, incluso a través de las nuevas tecnologías”.

También alienta a que exista “una formación ordinaria para sacerdotes, seminaristas, religiosos, catequistas y agentes de pastoral, sobre la relación entre la discapacidad y el uso de instrumentos pastorales inclusivos. Que las comunidades parroquiales se comprometan a que se desarrolle en los fieles el estilo de acogida hacia las personas con discapacidad”. (Zenith)

Modificado por última vez en Jueves, 03 Diciembre 2020 23:02

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.