Donald Trump arremete contra los gobernadores tras una noche de furia a las puertas de la Casa Blanca: “Tenéis que dominar la situación, vais a quedar como unos imbéciles”. Una primavera negra de consecuencias imposibles de predecir se ha apoderado de Estados Unidos. Al menos 25 grandes ciudades del país afrontaron la noche del domingo bajo toque de queda ante el aumento en virulencia y extensión de las protestas contra el racismo en las fuerzas de seguridad.-