UNA DECISIÓN EVIDENTEMENTE MALICIOSA Y DAÑINA A LA SOCIEDAD

Miércoles, 29 Abril 2020 11:00 Escrito por  Publicado en Opinión

La decisión de liberar a más de dos mil presos cumpliendo condena en su mayoría por delitos muy graves, sorprendió, escandalizó, indignó y movilizó a la enorme mayoría de los argentinos sobre todo a quienes habitualmente comparten los criterios de defensa de las víctimas y no de los victimarios. La situación colocó en incómoda posición al Presidente ya que constituyen la enorme base de sustento de su elección, por lo que la desilución fue impactante.-

Para nosotros es conocido el nombre porque se vio envuelto en una polémica en medio del viaje de egresados de uno de sus hijos en 2014 a Bariloche junto a otros padres para cuidar a toda la delegación del Colegio Centenario de La Plata.

Al regresar de una excursión, una requisa municipal les encontró NOVENTA Y OCHO BOTELLAS DE BEBIDAS ALCOHOLICAS en una de las habitaciones y este individuo, armó un escándalo fenomenal que trascendió al país.-

El Juez Violini consideró desde su altar inmoral que aquel procedimiento fue ilegal y decidió denunciar a cuatro personas por aquel episodio ¿lo recueda? sostenía que la legislación que prohíbe ingresar con alcohol a la ciudad y venderle a los menores era inconstitucional porque su hijo era uno de los borrachines de ocasión.-

Infobae, publicó un extenso artículo dando a conocer quién es Víctor Violini, el juez que liberó a más de 2.300 presos con la excusa del coronavirus y su cuestionada capacidad de raciocinio suficiente para ejercer el cargo al que accedió sólo por cuestiónes y favores políticos y no por su brillantez profesional.-

Dice el artículo que "Es el único miembro de la Cámara de Casación bonaerense y quien falló a favor de que los reclusos tengan celulares en los penales. El Juez que tuvo una fallida incursión en la política.-

El juez de la Cámara de Casación bonaerense, Víctor Horacio Violini, aceptó durante los últimos días el pedido de más de 2.300 reclusos y firmó su liberación. Entre ellos hay una serie de casos de abuso sexual infantil, en donde los acusados regresaron a sus barrios y volvieron a estar cerca de sus víctimas.

Durante los primeros días de abril, Violini consideró aceptables los argumentos de los 19 defensores generales de la provincia de Buenos Aires, quienes exigieron mediante un habeas corpus la liberación de un grupo de reclusos considerados “población de riesgo”, tanto en cárceles como en comisarías, en donde la principal razón esgrimida fue el posible ingreso del coronavirus a los penales provinciales.

El 23 de abril, el magistrado oriundo de La Plata firmó el pedido colectivo y todos fueron liberados. Sin embargo, la indignación fue mayor cuando trascendió que Pedro Olmos, de 68 años, quien fue detenido en septiembre pasado después de estar prófugo durante 5 meses, acusado de abusar sexualmente de una chica de 13 años, regresó a su domicilio en Burzaco, a menos de cinco kilómetros de la casa de la menor.

El protagonismo del juez Violini, único miembro de la Sala de Casación que integra (es decir, único voto de la misma y hace lo que quiere), comenzó a surgir el 30 de marzo pasado, cuando permitió que los reclusos del Sistema Penitenciario Bonaerense (SPB) tuvieran celulares en los penales provinciales. También les otorgó ese beneficio a quienes están alojados en las comisarías.

Por estas horas, con su fallo en medio de una pandemia que azota a todo el mundo y sin tomar como ejemplo a lo que se está realizando y legislando ahora con los geriátricos, Violini resolvió que mientras dure el aislamiento social en Argentina, el arresto sea domiciliario de los presos por delitos leves y que son grupo de riesgo. (Tan imporvisado todo que muchos ni siquiera han fijado domicilio donde ubicarlos asi que vaya a buscarlos señor Juez, sin el auto oficial eh?)

Como si esa fuera la solución (por ejemplo en los geriátricos donde si bien es cierto sus internos no obedecen ni mucho menos a esa situación delictual) no tuvo en cuenta con toda malicia que necesitan del encierro no sólo para cumplir su condena sino para su mejor preservación.Sobre los internos en situación de riesgo pero alojados por delitos graves por ejemplo, dispuso que cada juez analice si es viable el arresto en su casa".... y dejó abierta la puerta.-

Una verdadera barbaridad justificada en una frase: "Me importa más preservar la vida" tratando de parafrasear al mismo Presidente en una falacia enorme ya que "NO LE IMPORTA PRESERVAR LA VIDA DE DIEZ, CIEN, O MÁS POSIBLES VÍCTIMAS DE QUIENES ESTÁBAN CUMPLIENDO PENAS DE ASESINATOS, FEMICIDIOS, VIOLACIÓNES INCLUSO DE MENORES O SECUESTROS que en algunos casos a menos de 24 hs. han vuelto a amenazar a sus víctimas....

Un Juez que flaco favor le hace al gobierno en materia de seguridad en medio de una pandemia complicándolo públicamente, por una estupidez irracional que hace pensar seriamente en una necesaria elección popular de magistrados porque no se puede dejar en manos de cualquiera semejante decisión tan PERJUDICIAL PARA "LA VIDA" DE TODA UNA SOCIEDAD.-

Por suerte un juez demostró profesionalidad y coherencia jurídica, al declarara la inconstitucionalidad de la acordada de la Cámara Federal de Casación Penal que recomendó otorgar prisiones domiciliares para casos de delitos no violentos o presos en grupos de riesgo.

En su fallo, Germán Castelli criticó el “paternalismo jurídico” de la resolución de sus superiores, habló de “impertinencia constitucional” y afirmó que ese documento atenta contra “el principio de independencia de los jueces”, un pilar “indiscutible” para garantía de "la justa resolución de conflictos”.-

Modificado por última vez en Miércoles, 29 Abril 2020 13:32

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.