LA EDUCACIÓN ¿DONDE QUEDA?

Sábado, 14 Noviembre 2020 12:30 Escrito por  Publicado en Opinión

Nota de opinión de Francisco Beronic (*): Un problema que viene “de arrastre”, una reflexión que hacen la mayoría de los argentinos al pensar en nuestro sistema educativo,  es lo que queda demostrado a lo largo de décadas: los estudiantes egresan sin los conocimientos adquiridos o conceptos aprendidos, los chicos de la primaria no aptos para la secundaria y viceversa.

El nivel de preparación de una secundaria es lamentable, los jóvenes culminan sus estudios de manera poco deseable (solo un 50% de los estudiantes en Argentina termina la secundaria a tiempo). ¿Realmente la juventud está preparada para afrontar un mundo que no espera?.

Sumándole al 2020 la pérdida total de un año lectivo, los estudiantes necesitan una adaptación para volver a socializar, pero la finalidad esencial tiene que ser volver a las aulas… volver a estudiar, entonces ese tendría que ser el asunto de discusión en el congreso, cámara, o legislatura. Necesitamos gobernantes idóneos y capaces para promulgar soluciones aptas a este grave problema. Un proyecto para acompañar actos de fin de ciclo primario y secundario no es compatible con la situación tan delicada que atraviesa la educación.

Las chicas y chicos que egresen de sus respectivos niveles educativos  tienen que finalizar sus ciclos de manera satisfactoria, es lo que los va a preparar a un futuro para realizarse a nivel personal, cumplir metas y objetivos. No existe una preparación o nivelación para enviar a un joven directo a la universidad o al mundo laboral, tampoco para un infante hubo un periodo intermedio de adaptación antes de comenzar a frecuentar el ambiente de un secundario.

Se sabe que es necesaria una resocialización, pero también antes que comprar el vestido, el birrete o sacar la foto familiar es necesario asumir que estos estudiantes no poseen el nivel académico necesario para adaptarse a su nueva modalidad de estudio y/o trabajo. No hubo un correcto acompañamiento entre padres, docentes y gobierno, muchos no tuvieron los medios para ser constantes en su educación.

Por eso, para festejar una finalización de ciclo hay que hacer una pausa para ver qué tipo de progreso se produjo, ser autocríticos, para mejorar e implementar el próximo periodo lectivo y si es posible, para preparar a esta generación en la difícil etapa en la que pronto se sumergirá.

(*) Francisco Beronic - Presidente Jovenes PRO Río Negro

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.