Raúl Kollmann: “Como al gobierno de Cambiemos le fue muy mal con la economía utilizaron el espionaje"

Sábado, 04 Julio 2020 18:02 Escrito por  Publicado en Opinión

El periodista dialogó con APU e hizo un repaso de la actualidad de nuestro país y la región en este contexto inédito de pandemia por el coronavirus. El periodista Raúl “Tuny” Kollmann dialogó y reflexionó, entre otras cosas, sobre la actuación del Gobierno nacional desde que comenzó la pandemia del COVID-19, los proyectos de expropiación de la empresa Vicentin y el impuesto a las grandes riquezas.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Qué análisis hace de la actuación del gobierno nacional desde que comenzó la pandemia de Coronavirus?

Raúl Kollman: En general, veo un gobierno razonable, progresista y que tuvo un acierto magnifico al ver el peligro del coronavirus y actuar fuerte de entrada. No sólo con la cuarentena, sino tomando medidas como por ejemplo la suspensión inmediata de los vuelos desde el exterior y el cierre de nuestras fronteras. De este modo, el presidente Alberto Fernández con estas decisiones logró muy buenos resultados en términos de número infectados y fallecidos en la lucha contra esta enfermedad. Diferenciándose de otros países no solo de la región, sino también del mundo. Y esto es muy valorable e importante.

APU: ¿Cómo vio la actitud de la sociedad cuando se planteó la necesidad de una cuarentena obligatoria que ya supera ampliamente los 100 días? ¿Qué opinión personal tiene?

RK: En general, la sociedad reaccionó bien con la cuarentena porque entendió que fue una política cuidadosa y oportuna que implementaron las autoridades y con las que además, se lograron niveles bajos de contagios y fallecimientos. Además, se pudo armar una estructura sanitaria. Por supuesto que también la gente está cansada. Personalmente creo que debería haber una política un poco más aperturista en estos momentos. Con mucha restricción para los adultos mayores pero con más flexibilización hacia el resto de la población. Pero quienes entienden mucho más que yo y toman las decisiones opina lo contrario. Que hay que restringir nuevamente y hacer un nuevo esfuerzo las próximas semanas.

APU: De todos modos, es notable cómo los medios de comunicación hegemónicos se pronuncian abiertamente en contra de esta medida.

RK: La realidad es que hay un bloque de poder en el que están los grandes diarios jugando todo el tiempo en contra del oficialismo. Con la firme intención de luchar contra el progresismo y los gobiernos populares. Por eso las críticas permanentes al confinamiento. Así que si el presidente hubiera sido Mauricio Macri y hubiera implementado la cuarentena, estos muchachos lo hubieran apoyado con todo gusto.

APU: Con el correr de los días, desde algunos sectores se comenzó a instalar la dicotomía entre salud y economía. ¿Qué piensa al respecto?

RK: Que la dicotomía entre salud y economía es falsa, porque tarde o temprano las muertes te paralizan la economía. Por ejemplo, quedó claro que el presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, ninguneó de alguna forma el COVID-19 diciendo que era una simple “gripecita” y priorizó la cuestión económica. Pero al costo de tener hoy más de 55 mil fallecidos. Esto indica como los gobiernos neoliberales tienen una mirada muy fuerte puesta en la ganancia. Y antes de ponerla en riesgo, no tomaron ninguna medida que después se tradujeron en enormes pérdidas de vidas.

APU: ¿Qué importancia cree que tiene la renegociación de la deuda con el FMI cuando todo esto pase?

RK: Más que la importancia del acuerdo con el FMI (Fondo Monetario Internacional) con los que hay que arreglar ahora es con los bonistas. Que es la próxima etapa de la negociación. Esto es central porque si no se llega a buen término con este sector terminas sufriendo un hostigamiento que se traduce en embargos constantes contra las empresas. Resolviendo este punto, se descomprime un poco la situación. Se postergan los pagos y se logra tener un poco más de dinero disponible para reactivar la economía. Tema prioritario para el periodo de la post pandemia.

APU: Del proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo de expropiación de la empresa Vicentin. ¿Que nos puede decir?

RK: Me parece razonable la posibilidad de la expropiación de Vicentin. No tiene nada que ver con el comunismo, Venezuela ni nada por el estilo. Es una política que pretende rescatar una empresa que se hundió porque la vaciaron.

APU: ¿Y del impuesto a la riqueza?

RK El impuesto a la riqueza, por ejemplo, si lo impulsa el gobierno neoliberal de Boris Johnson en Gran Bretaña está bien. Ahora, si se pretende establecer acá es chavismo. Es siempre lo mismo. La lucha contra los gobiernos peronistas como el que tenemos ahora en Argentina. No hay que perder de vista esto. Lo demás es cartón pintado. Te lo dice un gorila como yo. (risas)

APU: ¿Gorila, usted?

RK: Soy una persona de izquierda a quien no le gusta el peronismo por las contradicciones que tiene. Donde por ejemplo puede haber personajes como Sergio Berni o Hugo Moyano que están muy lejos de lo que pienso. Me gustaría por otra parte, que haya un partido de izquierda y uno de derecha como en España, Uruguay o Chile.

APU: ¿Existe hoy alguna representación en la izquierda que lo convoque?

RK: La verdad que no. Provengo del trostkismo, un espacio donde milité durante 18 años. En el MAS (Movimiento al Socialismo) para ser un poco más preciso. Pero ya no estoy a favor de la socialización de los medios de producción ni de la dictadura del proletariado porque nos fue mal. Pero si me considero una persona progresista e igualitaria que defiende posiciones ecológicas y feministas, por ejemplo.

APU: Una última cuestión. ¿Qué reflexión tiene para dar sobre la causa sobre espionaje ilegal que se lleva a cabo bajo la orden del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena y que impacta de lleno sobre el macrismo?

RK: Como al gobierno de Cambiemos le iba muy mal con la economía utilizaron el espionaje, las escuchas ilegales, como la de Cristina Kirchner y Oscar Parrilli, y el armado de causa falsas sobre todo contra la ex presidenta. Los más claros ejemplos son el memorándum con Irán, el dólar futuro e incluso la obra pública con el único fin de enfrentar lo que ellos llaman populismo. Con el tema de los espías, quisieron robar algunas empresas como Oil Combustibles, las represas en Santa Cruz, de Gerardo Ferreyra, y algunos medios de comunicación como el Grupo Indalo.

Durante cuatro años, el macrismo instaló que durante el kirchnerismo se habían robado un PBI (Producto Bruto Interno), para avalar lo que ellos en verdad habían venido a hacer: el cierre de miles de empresas, la importación masiva, el permitirle a los exportadores no liquidar divisas, bajar los salarios reales de los trabajadores, aumentar las tarifas y beneficiar a los sectores más privilegiados, quienes además hicieron una fuga masiva de dinero. (Mariano Nieva de y para APU)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.