Gracias al esfuerzo del personal de cocina del hospital, se elaboran más de 500 viandas

Viernes, 31 Julio 2020 13:02 Escrito por  Publicado en Varios

El personal que trabaja en la Unidad de Alimentación y Cocina del Hospital, redobló sus esfuerzos y sumó un aporte esencial en este difícil contexto que se vive debido a la pandemia. Esta labor se traduce en la elaboración de más de 500 raciones de comida diaria entre almuerzos y cenas, sin contar los refuerzos y colaciones, para atender no sólo a los pacientes que se encuentran internados y al personal, sino también a las personas aisladas por COVID-19 que están en diferentes hoteles de la ciudad.

El equipo está conformado por una docena de cocineras y cocineros, un encargado de recepción y preelaborado y cinco nutricionistas. En las viandas diarias se prioriza la alimentación saludable y los cuidados que cada paciente necesita.

Al respecto, la licenciada en Nutrición y miembro del equipo del Hospital, Natalia González, explicó: “Elaboramos la comida para los pacientes internados y para el personal. Hay un menú variado contemplando todos los nutrientes. Tenemos un menú general para el paciente sin ninguna contraindicación y también diferentes tipos de dietas que se requieren de acuerdo a la salud de los internados.

Elaborábamos aproximadamente 300 raciones, pero ahora nos aumentó la cantidad y sumamos una logística para llevar las viandas a los hoteles y distribuirlas”. Por su parte, Daniel Cárdenas, cocinero del Hospital, comentó que “trabajo hace cuatro años en la cocina, pero hay compañeros que están hace mucho tiempo. Es un momento que nos ha traído mucho trabajo, pero estamos sabiendo sobrellevarlo. Cocinamos unas 500 viandas diarias entre el turno mañana y noche, aunque eso varía por día”.

“Incluye a los internados del Hospital y a las personas que se encuentran aisladas en los Hoteles. Además de almuerzos y cenas, hacemos los refuerzos y colaciones”, agregó. Sobre la forma de trabajo, Cárdenas mencionó que “nos organizamos en dos grupos entre doce compañeros, dos días trabaja un grupo y otros dos días trabaja otro grupo, con turnos de 16 horas, eso estuvo muy bueno porque nos ayudó a organizarnos como equipo y a poder afianzarnos”.

Por último, la cocinera Diana Rouillez, contó cómo se organizan: “Dentro de la cocina nos dividimos en distintas estaciones para organizar nuestro trabajo, ya que eso es muy importante para poder cumplir con todos los pedidos. Tenemos mesas y espacios para dietas especiales y para las comidas generales, siempre nos vamos rotando por lo que todos pasamos por las diferentes secciones de la cocina”.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.