Cuando regresaban a Bariloche después de contener el incendio en una cabaña, un grupo de personas les arrojaron piedras a la altura del Automóvil Club Argentino de Villa Mascardi en repudio por su intervención. Dos vehículos resultaron afectados y por suerte nadie resultó lesionado.-