Esta vez los encapuchados atacaron con piedras una cabaña donde había un cuidador y su familia. Una persona resultó lesionada, según informaron desde la fiscalía. Es recurrente, permanente y regularmente se registra un hecho de violencia contra cualquiera, vecinos, turistas e incluso policías, impunemente por quienes se suponen más allá de la Ley. (hasta la Comisión de Fomento sufrió el accionar de estos vándalos en el vehículo oficial, foto).-